5 escenarios que cubre tu seguro de hogar y no sabías

5 escenarios que cubre tu seguro de hogat y no sabías

11 Jun 5 escenarios que cubre tu seguro de hogar y no sabías

1. Descuidos e imprudencias

¡Pedazo de móvil te has comprado! De hecho, no le has quitado ni el plástico de la pantalla protector. “No te ha dado tiempo” de ir a comprar un protector de pantalla o no lo has comprado porque tu móvil anterior “estaba como nuevo”. Pero, mira por donde, tres días después de desembalarlo aparecen esas manos tijeras que ni Eduardo o esa alfombra mágica. Y, con todo el dolor de tu corazón, el móvil cae de una forma que todo sea irreversible.

Te enfadas pero te afliges. No sabes si bramar o llorar. Pero tranquilo, tu cobertura ampliada a Todo riesgo de tu póliza de hogar, que contrataste porque tu madre te dio la tabarra durante semanas, te salvará. El seguro se hará cargo de los daños a tus bienes como consecuencia de accidente. Y ese cambio de pantalla que costaba la mitad que un nuevo móvil correrá a cargo del seguro. Además, cualquier accidente con la bicicleta también se incluirá en esos “descuidos e imprudencias”.

2. Daños a terceros

Te vas de viaje a un apartamento súper guay. De hecho, en la primera tarde, abarrotas las redes sociales con instantáneas magníficas del porche y su puesta de sol. En la segunda mañana te pones a jugar con tus hijos a fútbol. Por un segundo te sientes, con tu camiseta de la selección de hace 15 años, uno más del combinado mundialista.

No todo podía ser maravilloso. Por un momento tus hijos, ya con algo más de fuerza de lo que pensabas, disparan a portería con tan poco tino (o tanto, según se mire) que la ventana del apartamento de al lado se convierte en diana. Los cristales se rompen y tu seguro de hogar cubre los daños que tú o cualquiera de tus familiares (mascotas incluidas) causen a terceros tanto dentro como fuera de la vivienda.

3. No protagonizarías Bricomanía ni eres informático

Tranquilo, todos hemos sufrido con esa puerta que no cuadra o ese cajón que roza. E incluso con ese destornillador que no entra en los infernales tornillos. La ilusión comprando ese vanguardista y sencillo mueble sueco se desvanece cuando en esa mañana de domingo decides ponerte manos a la obra. Pero servicios del seguro como “Manitas –tareas de mantenimiento del hogar” te ayudará con ello, sustitución de enchufes, reparación de grifos…

Además, tampoco eres muy de cables. Pero claro, hay que ver las películas con un sonido envolvente y el Mundial como se merece en una nueva 4K Oled. No logras configurarlo y los cables no sabes dónde conectarlos. Con el mismo servicio podrás revertir este problema.

4. Tu mascota “juguetona”

A ninguno nos gustaría tener que visitar el veterinario con nuestra mascota. Pero esa capacidad “juguetona” puede acabar en una caída con traumatismo en las patas. O en el chalet esos palos tan suculentos clavarse con mala intención.

Pero varios seguros dotan de esa cobertura adicional para animales de compañía que cubren gastos de pruebas de diagnóstico, intervenciones, cuidados y curas con límites de coste.

5. Alimentos refrigerados

En caso de que un corte de luz afecte a esa nevera repleta de alimentos del congelador o la nevera, se podrá subsanar. Con una cobertura de bienes refrigerados se cubrirán los deterioros o pérdidas de alimentos, medicinas y fármacos en el caso de que la paralización fuera superior a un tiempo determinado.

Así, con esta multitud de supuestos comunes puedes advertir que la elección de un seguro de hogar no es juego de niños. Contáctanos y te daremos el mejor precio posible para tus necesidades.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje

Aceptación de condiciones Legales



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR