Cotización en prácticas no laborales para 2019

La cotización en prácticas no laborales para 2019

20 Feb Cotización en prácticas no laborales para 2019

La publicación e inicio de aplicación del Real Decreto Ley 28/2018 concluye ciertas novedades para las empresas que se pongan en contacto con alumnos que hagan prácticas. Dicho RD afecta principalmente a la cotización de las prácticas y, para ello, se deben definir los dos tipos de prácticas a convenir con el trabajador.

  • Contrato de prácticas:

Se regula por el artículo 11.1 del Estatuto de Trabajadores y se procesa una relación laboral. Se deben haber acabado los estudios y, por tanto, poseer título universitario o Certificado de Profesionalidad. Con el requisito de que no hayan transcurrido 5 años desde la finalización o 7 en caso de discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

La duración del contrato tendrá un mínimo de 6 meses y un máximo de 2 años, dando de alta al trabajador en la Seguridad Social. Mientras que el salario se rige por el convenio colectivo, no pudiendo ser menor al 60% durante el primer año y al 75% durante el segundo. Asimismo, cabe destacar que desde el 1 de enero de 2019 queda derogada la bonificación de seguros sociales habida en dicho contrato.

  • Convenio de prácticas

La diferencia principal con el anterior es que esta relación no es laboral con la empresa. Se pueden conveniar con empresas o instituciones incluidas en programas formativos con alumnos de estudios universitarios, certificados de profesionalidad o FP, que las incluyen en su plan de estudios. Los estudios estarían por finalizar y se debería estar matriculado, teniendo o no remuneración según las condiciones del convenio. Por la Disposición adicional quinta deberán cotizar en la Seguridad Social.

¿Qué prácticas cotizan a la Seguridad Social?

La nueva obligación a cotizar en la Seguridad Social se establece en la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto Ley 28/2018. Incumbe a todas las empresas que contraten alumnos que efectúen prácticas no laborales, remuneradas o no. Mientras que la obligación corresponde a la empresa o al centro educativo si lo establece el convenio o acuerdo de prácticas.

Se integran en programas de formación y prácticas académicas externas de alumnos universitarios de Grado, Máster y FP. Se encuadran en el Régimen General y no cotizan por contingencias de desempleo, Fondo de Garantía Salarial o formación profesional. Las cotizaciones de la Seguridad Social en el cuadro de cotización del contrato de formación se equivalen a las de los alumnos en prácticas.

¿Cuándo van a cotizar las prácticas no laborales?

Es cierto que las obligaciones no se harán efectivas por el momento y que entrará en vigor al mes siguiente de su publicación en el BOE. Si bien es cierto que parece haberse alcanzado un acuerdo entre rectores y Gobierno para la aplicación desde septiembre, para el curso 2019-2020.

Si el contrato hubiere comenzado con anterioridad a la normativa, se podrá suscribir un convenio con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para contabilizar el cómputo de cotización de los periodos anteriores a la fecha de entrada en vigor, con un máximo de dos años.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR